Conceptos relacionados a nuestro mundo psíquico, salud mental o bienestar psicológico hoy en día se han vuelto fundamentales en nuestro desarrollo evolutivo y en diferentes áreas de nuestro día a día.

El bienestar psicológico se refiere a un estado en el que una persona experimenta un equilibrio emocional, satisfacción con la vida y un sentido de plenitud en diversas áreas de su vida,. Esto incluye sentirse bien consigo mismo, tener relaciones satisfactorias con los demás, manejar el estrés de manera efectiva, cuidado de nuestra imagen personal y tener un propósito y significado en la vida.

El bienestar psicológico también implica tener habilidades para afrontar los desafíos y las dificultades de la vida de manera adaptativa y constructiva. En resumen, el bienestar psicológico se trata de sentirse bien y funcionar de manera óptima en todos los aspectos de la vida emocional y mental.

Entonces, ¿Cómo podríamos entender el bienestar psicológico en nuestro trabajo?

El bienestar psicológico laboral, es la percepción subjetiva de equilibrio emocional, satisfacción y plenitud en el contexto laboral. Implica que cada miembro del equipo experimenta un estado psicológico equilibrado, está motivado y se siente conectado con su labor y su entorno laboral. (Therapyside, 2024). Es así que según el estudio titulado ¨Sentido de trabajo, salud mental y compromiso organizacional¨, el sentido que una persona le atribuye a su tarea o funciones, es subjetivo y puede tener efectos positivos o negativos sobre su salud mental, su rendimiento y su compromiso con la organización. (IRRST, Canadá)

¿Cómo podemos mejorar nuestro bienestar psicológico en nuestro trabajo?

  • Comprender bien las funciones, objetivos y el impacto que tiene tu trabajo en la organización.
  • Identificar personas claves que forman parte de tu círculo de comunicación, y ver si existen problemáticas en su relación, para favorecer acciones concretas que les permitan llegar acuerdos y avanzar.
  • Verificar si su trabajo crea aspectos de seguridad y confianza al asumir su rol, como por ejemplo; buenas relaciones con compañeros de trabajo, contar con un líder presente, espacios físicos adecuados, estructura clara de horarios de trabajo, descansos y feriados legales, entre otros.
  • Solicitar y generar instancias de feedback de desempeño para bajar la incertidumbre laboral en tiempos de cambios.
  • Tomar consciencia de: ¿Cómo es tu sentido de pertenencia e integración en tu equipo de trabajo en tu empresa?

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *